Diccionario de términos sobre la discapacidad intelectual

 

Hoy os traemos definiciones de algunos conceptos sobre discapacidad intelectual de los que hablamos a diario y damos por obvios y es posible que en realidad aún no tengamos tan claros. Por ello, desde Editorial Dismes hemos decidido repasar los siguientes términos:

  • Capacidad cognitiva: Las personas contamos con una serie de capacidades, como son la motora o la cognitiva. Las capacidades cognitivas son la percepción, la atención, el razonamiento, la abstracción, la memoria, el lenguaje, los procesos de orientación y la praxia; es decir son aquellas que más relacionadas están con nuestras capacidades cerebrales.
  • Desarrollo social: Se trata del nivel de desarrollo, en su conjunto, de los factores de humanos que tiene una sociedad. También puede referirse a la cantidad económica que destina un país a actividades de integración social.
  • Discapacidad intelectual: Es una discapacidad caracterizada por limitaciones en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa, conceptual o social. Es una anomalía en el proceso de aprendizaje que se entiende como una adquisición lenta o incompleta de las capacidades cognitivas.
  • Estimulación cognitiva: Se trata de un conjunto de tácticas que tratan de hacernos desarrollar y mejorar nuestras capacidades cognitivas. Es decir, son un conjunto de ejercicios que tratan de hacernos tener más memoria, o adquirir más vocabulario.
  • Integración familiar: Consiste en que, dentro de una familia, los miembros trabajen juntos en beneficio de todos, de forma que crezcan en armonía y se tenga el compromiso de diseñar en libertad a los que la forman.
  • Integración laboral: Proceso por el cual una persona, con un nivel cognitivo inferior a la media, comienza su andadura en el mundo laboral en un trabajo con las mismas condiciones que las personas que tienen un nivel cognitivo normal.
  • Integración social: Procesos que posibilitan a las personas, en peligro de exclusión social, a participar en la vida normal y a obtener (y tratar de rebasar) el nivel mínimo de bienestar social.
  • Necesidades educativas especiales: Todos tenemos necesidades educativas, pero hay personas que tienen necesidades educativas especiales, esto no es malo, simplemente tienen unas capacidades cognitivas distintas a la mayoría de la población. Las N.E.E. no están siempre relacionadas con una dificultad de aprendizaje, también pueden presentarse porque el alumno capta y aprende demasiado rápido, por lo que necesita estar avanzando y aprendiendo más cosas que los demás. Para ambos casos, deben realizarse adaptaciones curriculares y buscar la metodología o estrategia de trabajo adecuada para poder satisfacerlas.

Esperamos que el repaso de estos conceptos os sirvan de ayuda y podáis entender ahora mejor las posibles necesidades educativas especiales con las que conviváis. Si tenéis cualquier duda a cerca de estos conceptos u otros, por favor, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.