Actividades extraescolares: elegir las más adecuadas

Actividades extraescolares

Las 7 claves para elegir actividades extraescolares

 

Apuntar a nuestros hijos a actividades extraescolares está a la orden del día, ya sea por la oportunidad de que adquieran conocimientos que no pueden aprender en el aula, o para desarrollar y potenciar nuevas habilidades. Y lo cierto es que sus beneficios son infinitos, ¿pero sabemos cuáles les convienen realmente? ¿y cómo elegir entre todas ellas? Hoy os planteamos las claves para dar respuesta a estas preguntas.

Los expertos aconsejan que nuestros hijos se acostumbren desde pequeños a asistir a actividades extraescolares, ya no sólo por las ventajas individuales que aporta cada una, si no también porque les permite adquirir rutinas y a administrar su tiempo. Dos factores importantes para su adolescencia. Estos son los criterios básicos para elegir las actividades extraescolares.

1. Motivación ante todo: Puede que en un principio el niño sea algo reacio a participar en actividades extraescolares, por eso hay que motivarlo para que adquiera interés y vea la actividad como algo atractivo, ya que es totalmente desaconsejable que acuda por obligación.

2. Debe haber compromiso: Si bien no vamos a poder satisfacer los intereses del niño siempre, es importante escuchar cuáles son sus preferencias. Es decir, a la hora de escoger una actividad extraescolar debe haber consenso para que sienta que va por voluntad propia. Pero lo importante es que una vez hecha la elección, el niño se comprometa hacia la actividad, ya sea a través de un número de horas semanales o una duración en el tiempo.

3. Las aptitudes por delante: No todas las actividades se afrontan del mismo modo, como padres debemos tener en cuenta la edad del niño y valorar sus habilidades. Tiene que apetecerle, y sentir que está preparado. De no considerar todas estas variables, corremos el riesgo de que el niño desarrolle frustración hacia la actividad extraescolar y que ello repercuta en su autoestima.

4. Pregunta a los profesores: ¿Quiénes mejor que sus maestros para aconsejarnos qué aptitudes conviene que el niño mejore? A través de las actividades extraescolares puede reforzarse lo aprendido en el aula, desarrollar habilidades sociales, modificar la conducta… Por ello el profesor sabrá recomendar la actividad que mejor se adapte a sus necesidades.

5. La variedad importa: Ya sea simultáneamente o a lo largo de los años, no conviene que el niño experimente actividades extraescolares de un solo tipo, ya que se estaría desaprovechando la oportunidad de que experimente distintas dimensiones:

Actividades académicas

Sirven para reforzar lo aprendido en el aula y como apoyo si existen problemas de aprendizaje, además de aportar conocimientos extra que puedan suponer una ventaja en su futuro.

Actividades artísticas

Contribuyen a potenciar la creatividad, la imaginación, la sensibilidad, la destreza manual…
También mejoran la expresión de los sentimientos.

Actividades deportivas

Ayudan al desarrollo de la coordinación, la paciencia, la superación personal… Y mientras que los deportes de equipo benefician la socialización, los deportes individuales refuerzan el autocontrol.

6. El factor tiempo: Recordemos que apuntando al niño a una actividad está realizando un esfuerzo temporal a mayores del que ya realiza en su horario escolar. Por ello, no conviene cargar su jornada con muchas actividades o demasiadas horas. Debería tener tiempo diario suficiente como para jugar con sus amigos, hacer sus deberes y descansar. A modo de indicador, los expertos desaconsejan invertir más de tres días a la semana en actividades extraescolares.

7. La logística no lo es todo: Aunque a veces nuestros horarios de trabajo pueden llegar a complicarnos la jornada y nuestra vida familiar, éste aspecto no puede ser el decisivo a la hora de elegir la actividad extraescolar del niño. Por tanto hay que tenerlo en cuenta, pero no puede ser excluyente.

 

En la Fundación INTEGRA (fundadores y gestores de la Editorial DISMES) siempre tenemos muy presentes estos 7 factores, porque son estos criterios – además de otros muchos – los que guían nuestra labor diaria. Y el objetivo que buscamos con los libros DISMES: lograr la adaptación de las personas con necesidades educativas especiales, no lo podríamos alcanzar sin la motivación del alumno, sin despertar su interés por el aprendizaje, sin ser realmente un apoyo y refuerzo a nivel educacional y social, etc.

Para muchos de nuestros alumnos, la Fundación INTEGRA es su actividad extraescolar. Por eso luchamos para que sea su actividad favorita.

One Response

  1. El segundo idioma, mejor desde niños

    […] eso, a la hora de planificar las actividades extraescolares de los niños, en Editorial Dismes recomendamos incluir algunas horas a la semana de […]

Leave a Reply

*